Batres y el PAN se quedarán chiflando en la loma

Monreal no dará ninguna concesión en el Senado

Lo dicho aquí el 10: es inviable un frente opositor

Es una guerra.

Mayúscula, aunque no trascienda.

La lucha por el poder en el Senado de la República tiene muchos escenarios todos los días a toda hora.

Tratemos de explicar:

Por una concesión de Ricardo Monreal, el  polémico Martí Batres presidió ese cuerpo legislativo durante el primer año de la actual Legislatura.

Quiso reelegirse.

Pero abrió su juego con ataques a Monreal y fue necesario hacer otras negociaciones: con el poder,  las demás bancadas, con los partidos, con cada uno de los senadores.

Batres no tuvo consenso y así se buscó una candidatura de consenso.

Las negociaciones favorecieron a la tabasqueña Mónica Fernández, sin duda con línea a Palacio Nacional e imagen de conciliadora.

Su trabajo ha sido impecable aun en la pandemia y prepara el final de su tramo con diálogo abierto hacia adentro y hacia afuera.

No nada más con sus correligionarios del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), sino inclusive con gobernadores de todo signo.

Nuevo frente panista

Pero el tema se ha encendido una vez más.

Desde septiembre del año pasado, sin resultados para su causa, ha tratado de alebrestar a la gallera de muchas formas.

Una es desprestigiar la labor de Mónica Fernández y por supuesto con críticas al liderazgo de Ricardo Monreal.

El espacio no permite dar mucha información, pero vayamos a un tuit difundido de Batres el pasado 13 de junio a las 14:36 horas:

“A propósito de canibalismo: a mi y a [email protected] tres compañ[email protected] nos persiguió hasta expulsarnos de la Mesa Directiva no una supuesta «izquierda radical», sino un senador que hoy dice que “quiere conciliar» al país”.

Todos lo sabemos: 

El ex gobernador zacatecano fustiga las críticas endogámicas en el grupo y movimiento gobernantes.

Pero la lucha por el Senado no nada más la dan Batres y el grupo duro de Morena, hoy en desventaja por la presidencia del partido y devaluada por los actos de corrupción atribuidos a Yeidckol Polevnsky.

También están los panistas en abierto reclamo por la presidencia del Senado.

Hace un año fue mucha concesión darles la Cámara a través de Laura Rojas, pero ahora se ve imposible.

Monreal se ha fortalecido y tiene para dejar a Batres y a Acción Nacional (PAN) chiflando en la loma.

El próximo presidente será de Morena, hombre y si me apura poblano.

Desunión opositora

1.- Usted lo leyó aquí el miércoles 10 de junio con el título El imposible frente electoral opositor.

El principal opositor es, dijimos, el panismo de Marko Cortés y de preferencia sin el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Dante Delgado, señalamos también, prefiere llevar su Movimiento Ciudadano (MC) a la caza de liderazgos regionales para los comicios del año próximo.

Ayer se confirmó todo: el PAN hizo el ofrecimiento con la exclusión tricolor, MC declinó y solo le queda el perredismo.

Y 2.- es incuestionable el valor de Ricardo Salinas Pliego.

El presidente del Grupo Salinas y de TV Azteca ha sido consistente y, a pesar de críticas, publica con libertad su opinión.

Ha exhortado a los mexicanos a aprender a vivir con el virus y a dejar miedos en tanto aparecen cura y vacunas.

Salinas Pliego refuerza su posición con un un llamado: 

“Los mexicanos necesitamos discutir ideas e ir a fondo. Se puede o no estar de acuerdo o en desacuerdo, pero analicémoslo de verdad”.

Es un debate hoy ausente, al menos desde la esfera pública, y por eso tanto cuestionamiento a los informes y acciones oficiales.