El INAI y el INE están en capilla y ellos lo saben

Hasta Porfirio Muñoz Ledo habla en su defensa

Quisieron borrar fondos de emergencia y hoy…

Un temor generalizado recorre a los órganos autónomos.

No saben cuándo y en qué turno les tocará, pero la inmensa mayoría de sus integrantes -comisionados o consejeros, lo mismo da- se sienten expuestos.

Pronto les puede llegar la escoba de la desaparición, del despido o de la remoción por cuestionamientos a su función y a su integridad moral.

Por ello todas las mañanas hurgan el humor presidencial y, casi siempre sin mayor repercusión mediática, salen en su defensa.

No todos tienen la audacia de Guillermo García Alcocer quien, vilipendiado, pidió cita en Palacio Nacional y fue recibido.

Permaneció en el cargo, victoria pírrica, por un tiempo más y debió renunciar a la presidencia de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

García Alcocer se fue el 3 de junio pasado y lo atribuyó a discrepancias con sus compañeros.

Se despidió en Twitter:

“Con mi salida quiero permitir que este sector siga desarrollando, con los ajustes que se requieran a partir de esta visión para que se alcance el objetivo común: un sector energético dinámico, con participantes públicos y privados, que siente las bases para el desarrollo nacional”.

Iniciativa en espera

Hoy la vista está puesta en otros cuerpos de contrapeso al Poder Ejecutivo.

Este reta en plaza pública, una y otra vez, al Instituto Nacional Electoral (INE) y a su presidente consejero Lorenzo Córdova.

En defensa de ese órgano han salido muchas voces, pero entre ellas, disidente en el oficialismo, destaca la de Porfirio Muñoz Ledo.

Poco se dice de otro Instituto amenazado, el Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Lo sabe su presidente, Francisco Javier Acuña Llamas.

El domingo difundió un boletín donde descalifica la desaparición de esos cuerpos colegiados:

«El Estado jurídico, el Estado de Derecho, ha demostrado que los autocontroles tienden a ser ineficaces y tienden a ser neutralizados por el poder superior”.

Con él coincidió la comisionada Blanca Lilia Ibarra Cadena:

“Hoy más que nunca debemos defender la autonomía de estos organismos en lo general y (…) los garantes del derecho en particular…”.

Son dos casos, pero la lista y situación no caben en un espacio de tres mil caracteres.

La única buena noticia es la decisión de Ricardo Monreal de retirar su iniciativa para fundir tres de esos órganos autónomos a otro nuevo.

La protección civil

1.- David León tuvo una victoria en silencio en su ámbito, Protección Civil.

Evitó la desaparición del fondo destinado a emergencias y hoy, con el sismo y las inundaciones habidas y en puerta, ese dinero será un respiro.

Por lo pronto ya apoya a Alejandro Murat para declarar la emergencia en medio centenar de municipios con afectaciones sísmicas.

Y 2.- Ricardo Salinas Pliego fue criticado por oponerse a la suspensión de actividades productivas por la pandemia.

A pesar de ello, es congruente consigo mismo, y ayer publicó en Twitter:

“Por fin, el proceso de reapertura de nuestra economía ha iniciado. Me considero un optimista racional y tengo confianza en que seremos mejores como país, como sociedad  y como personas si aprendemos de lo vivido”.