Ixtapaluca, Méx.- 18 de junio 2020.- Luego de que en la Ciudad de México se instalara en color naranja el semáforo sanitario, gran parte de la población de Ixtapaluca trabaja en la capital y volverán a sus centros de trabajo, por lo que se teme un reputen de contagios en este municipio.
Reconoció en conferencia de prensa la presidenta municipal, Maricela Serrano Hernández, quien solicitó al gobierno del estado de México los más de 500 millones que les adeudan como parte de sus participaciones, para poder atender obras pendientes y apoyar las medidas emergentes por la pandemia.
También solicitó que se instale un hospital móvil, anexo al Hospital General Pedro López, como se ha hecho ya en otros municipios como Ecatepec y Nezahualcóyotl, para atender a los pacientes con Covid 19, y así brindar la atención ante el incremento de casos de coronavirus en Ixtapaluca, en donde existe un subregistro, pues mientras la secretaria de salud del estado reporta 153 defunciones en la localidad suman ya 185.
Dijo la alcaldesa que incluso ha habido personas que se van a la ciudad de México para buscar atención médica y cuando no las reciben, llaman al municipio para que los ayuden y deben buscar donde los atiendan.
Agregó que se reforzarán las medidas de contención con sanitización en los límites del municipio de Ixtapaluca por pate de Protección Civil y Bomberos, continuarán instalándose lavamanos en sitios estratégicos.
Aprovechó para denunciar que los ventiladores con los que cuenta el hospital de especialidades Pedro López carecen de los implementos necesarios para que funcionen y utilizarlos así para los pacientes graves de coronavirus “incluso varios médicos y enfermeras han solicitado su baja por la falta del equipo para enfrentar la alta demanda de los pacientes Covid”.
Por eso hizo un llamado al gobierno federal y estatal para que pongan mayor atención en la región oriente del estado de México, particularmente en Ixtapaluca, donde a la fecha se han registrado 182 defunciones por Covid 19, e insistió en que se deben realizar más pruebas para detectar el virus, lo que permitiría tomar medidas más concretas y efectivas.