CIUDAD DE MÉXICO., 28 de noviembre de 2016.- Antes de que Donald Trump asuma la presidencia de Estados Unidos se espera un incremento de migrantes y remesas, ante la incertidumbre de posibles medidas que afecten a los mexicanos que trabajan y viven allá, coincidieron especialistas.

De acuerdo con una nota publicada por El Universal, entre esos riesgos figura la amenaza de deportar a 3 millones de personas, cuyo costo económico, político y social afectará a ambas naciones.

Lo primero que se podrá ver es que aquellas personas que tenían un plan de migrar el siguiente año o en 2018, probablemente aceleren su cruce en los siguientes meses antes de que se fortifique más la frontera con Estados Unidos, dijo Juan José Li Ng, economista senior de BBVA Bancomer.

 

 

LEER MÁS: El Universal