TOLUCA, Edomex., 14 de marzo de 2019.- En el 2018 a diario 41 niños o jóvenes recibieron algún castigo corporal por parte de sus padres o familiares, en el primer trimestre de este 2019 son 13, por lo que urge una ley que lo prohíba para dicho sector poblacional.

Lo anterior, lo argumentó la directora de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIFEM), Cristal Posas Serrano, quien reveló que los casos se concentran en Toluca, Ecatepec, Nezahualcóyotl, con mayores índices de inseguridad y violencia de género.

Denunció que las lesiones van desde quema de la lengua a partir de cigarrillos, daños con la plancha encendida, hasta patadas, rasguños y jalones de cabello, todas las denuncias se concentran desde los espacios educativos y de salud.