CIUDAD DE MÉXICO, 23 de octubre de 2016.- Después de presentar su renuncia como director técnico de Cruz Azul, Tomás Boy reconoció su fracaso, sin embargo, afirmó que tomó a un equipo perdedor.

“Fracasé rotundamente, pero no sólo yo. Tomé a Cruz Azul siendo ya un equipo perdedor y no pude cambiarlo”, declaró en entrevista con la cadena televisiva ESPN.

“Hoy la decisión de mi renuncia es porque ya no puedo ayudar a mi equipo, esa es la realidad de las cosas. Yo estoy muy agradecido con la directiva de Cruz Azul ya que me dio el apoyo y lo intentaron conmigo”, agregó.

El arbitraje en el partido contra Puebla fue vergonzoso para Boy, quien recordó que las decisiones de los silbantes a lo largo del presente Torneo Apertura 2016 en muchas ocasiones afectaron a La Máquina, por lo cual, aseguró, hay una campaña de odio hacia su persona.