Toluca, Edomex, 8 de octubre de 2020.- Trabajadores de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (COPRISEM), denunciaron públicamente la presunta comisión de diversas irregularidades en la dependencia, entre despidos injustificados, presión a personas de grupos vulnerables para laborar y falta de equipo de protección ante la emergencia sanitaria por COVID-19.

En rueda de prensa, los afectados, señalaron que a pesar de su labor de verificación a establecimientos, que se intensificó por la pandemia, representa un mayor riesgo de contagio, no se les dotó de cubrebocas, incluso acusaron se les pretendía vender por parte de sus superiores.

Asimismo, señalaron ser forzados para firmar actas de renuncia, pero ante la negativa, fueron acosados laboralmente al levantarles actas administrativas con acusaciones falsas. Los afectados, refirieron pertenecen al nivel central de la dependencia en el Valle de Toluca y Valle de México.

Al respecto, la COPRISEM enfatizó que respeta los derechos laborales de sus trabajadores así como su libertad de expresión y aclaró que “en ningún momento se han ejercido acciones de represión en contra de ningún trabajador”.

Asimismo, informó que en los últimos meses sólo han presentado, por voluntad, su renuncia “al ser un acto voluntario y personalísimo, no es cuestionable“, emitió la comisión.