CIUDAD DE MÉXICO, 5 de junio de 2021.- El llamado líder de la mafia rumana, Florian Tudor, quien había ingresado el pasado 27 de mayo al Reclusorio Norte de la Ciudad de México fue trasladado este sábado al Centro Federal de Readaptación Social del Altiplano, en Almoloya Juárez.

La detención del presunto delincuente que operaba en Quintana Roo se realizó el pasado 27 de mayo

Lo anterior, en cumplimiento de una solicitud de arresto con fines de extradición, formulada por el Gobierno de Rumania, por los delitos de delincuencia organizada, extorsión y tentativa de homicidio.

El traslado al Altiplano se realizó bajo un dispositivo de fuerzas federales que custodiaron al rumano quien fue detenido en la Ciudad de México debido a una orden de aprehensión vinculada con el robo de cerca de mil 200 millones de pesos de cajeros automáticos en Quintana Roo.

A Florian Tudor se le atribuye el saqueo de mil millones de dólares mediante la clonación de tarjetas en cajeros de centros turísticos de México.

Una investigación conjunta en la que participó Mexicanos Contra la corrupción y la Impunidad (MCCI) reveló en junio del año pasado la trama criminal de alcance multinacional, que ahora derivó en el arresto de Tudor.

Las operaciones de la banda de la Riviera Maya representaron más del 12 por ciento del robo de tarjetas de crédito en todo el mundo. Desde el 19 de marzo de este año un tribunal de Bucarest había condenado a seis miembros de la llamada Banda Riviera Maya a penas de prisión de entre tres y diez años por intento de asesinato, chantaje y por la creación de un grupo criminal dedicado a clonar tarjetas bancarias en el país.

El pasado 14 de abril, las autoridades de Rumania dijeron temer que el jefe de la llamada pandilla de la Riviera Maya, pudiera huir de México y escapar de la justicia.