CIUDAD DE MÉXICO, 15 de enero de 2019.- El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador aseguró que no desistirá del Plan en contra del robo de hidrocarburos que se implementó desde el fin del año 2018, y que dará batalla a “estos traviesos” que están insistiendo en delinquir como huachicoleros.

“Tenemos inventario, tenemos reservas, tenemos gasolinas, tenemos diésel, turbosina suficiente, no hay riesgo de quedarnos sin combustibles, es una situación transitoria porque están jugando a las vencidas estos traviesos pero les vamos a demostrar que puede más el pueblo organizado, el pueblo honesto, el pueblo digno de México”, afirmó en la conferencia matutina de este martes desde Palacio Nacional.

El Presidente de México señaló que “están jugando a la vencidas” pues nuevamente fue fracturado el ducto de Tuxpan-Azcapotzalco, lo que provocó el cierre de operaciones.

Con esto, continúan los actos de sabotaje en los ductos de distribución, declarando que este lunes tuvieron que suspender el servicio en algunos como el Tuxpan-Azcapotzalco el cual lleva cuatro interrupciones desde que arrancó el Plan contra huachicoleo el 28 de diciembre de 2018.

Explicó que con 500 pipas se tendrán cerca de 200 mil barriles diarios de combustible en transportación, todo lo que consume el Valle de México en un día, como un traslado por emergencia desde Tuxpan a la Ciudad de México, para garantizar el abasto:  “Ya estamos en eso”.

Agregó que este ducto es fundamental para el abastecimiento de gasolina ya que transporta alrededor de 170 mil barriles, por lo que es un blanco para los delincuentes, a quienes les reafirmó que no habrá marcha atrás en el combate contra el robo de combustible, aunque sigan jugando a las vencidas.

Sigue más de esta nota en este enlace.