TOLUCA, Edomex, 15 de abril de 2020.- Luego que el precio de la gasolina bajara en marzo, teniendo un mínimo promedio de 13 pesos en las estaciones de servicio, los costos comenzaron a subir paulatinamente en los últimos días, sin embargo, el sector gasolinero en el Estado de México no prevé que alcance los precios anteriores, y durante el resto de la primavera llegará a un máximo de 15-16 pesos.

Jorge Luis Pedraza Navarrete, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolinas y Lubricantes (Adigal), refirió que el precio alcanzó su tope mínimo, “ya llegó abajo, a donde tenía que llegar, se empezó a generar un ajuste de precios en las terminales y los gasolineros ya lo comenzaron a reflejar en sus costos al público, es normal, pero no vamos a llegar a los niveles de los 19 que traíamos”, dijo.

Ante el incremento, señaló que no creen haya compras de pánico por el temor a una subida abrupta de precios y los consumidores quieran aprovechar el costo actual; pues debido a la emergencia sanitaria la población no tiene movilidad y enfatizó que sus ventas mantienen una caída del 60 por ciento.

“La movilidad está totalmente frenada y los pocos que se mueven sólo están rellenando sus tanques, no está aumentando para nada el consumo, está frenada la venta, la ciudadanía está guardada, está en sus casas y creo que ahí se van a quedar aún un tiempo”, dijo.