La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en coordinación con la Fiscalía General de la República y la Unidad de Investigación Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, comenzaron una investigación, sobre denuncias previas, de gasolineras en el Estado de México, relacionadas con actividades fraudulentas e ilegales, que van desde la venta de gasolina robada hasta fachadas de lavado de dinero.

Para ello, comenzaron a indagar la operación de las estaciones, entre ellas una, ubicada en Avenida Tecnológico y Paseo de Los Cisnes, Fraccionamiento La Asunción, con la razón Gasolinera Tecnológico S.A de C.V, PL/2650/EXP/ ES/2015.

Sobre este negocio, el hilo de denuncias será tomado por autoridades federales para deslindar responsabilidades.
Varias estaciones han sido detectadas con irregularidades en su facturación, la que las hace sospechosas de, entre otras actividades, de vender gasolina de huachicol.

En la investigación que preparan autoridades contra los negocios despachadores, como el antes mencionado, se prepara una revisión que incluye, además, las nuevas medidas contra la facturación falsa y el entramado de defraudación fiscal.

Las auditorías se desarrollarán en los próximos días en el marco de la lucha que continúa el Gobierno Federal contra los delitos de huachicol, defraudación y lavado de dinero desde estos negocios.

En el caso específico de la gasolinera Tecnológico S.A de C.V, además de las investigaciones en curso, la Profeco inició una indagatoria pues es común el cierre del establecimiento por no dar litros completos y robar a los usuarios.

La mala fama pública ha perseguido a este negocio que sorprende a los clientes con mediciones engañosas e ilegales