Durante una audiencia llevada a cabo en un Juzgado del Distrito Judicial de Toluca en el penal de «Santiaguito» en Almoloya de Juárez,
quedó asentado que la administración del ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Eduardo Gasca Pliego, ocultó en la
entrega-recepción el convenio que realizó con el gobierno de Oaxaca, realizó transferencias a empresas sin haber hecho licitaciones para
contratos, además de irregularidades como el pago de 30 millones de pesos en becas para personas que no eran estudiantes de la institución.

Alberto Torres Martínez, Roberto Mercado Pérez y Javier González Martínez, este último, actual secretario e Finanzas de la UAEMex, acudieron
como testigos del Ministerio Público en el juicio que se sigue en contra de Hugo Manuel del Pozo Rodríguez, apoderado legal de la Máxima Casa
de Estudios en el período de Gasca Pliego, esto como parte de las investigaciones derivadas de la denuncia penal interpuesta en 2015 por el
Gobierno de Oaxaca.

De acuerdo al oficio 651/2016 se dio a conocer el convenio firmado en 2011 firmado por Hugo Manuel del Pozo, en el que se establecía la venta
de servicios por 56.3 millones de pesos al Gobierno de Oaxaca, encabezado en ese entonces por Gabino Cué Monteagudo. Dicho convenio comprometía
a la administración de Gasca Pliego en el diseño, fabricación e implementación de un sistema informático para la actualización, organización funcional y tecnológica que contribuyera a las disposiciones federales de la Secretaría de Finanzas del Estado en materia de armonización contable y manejo del presupuesto.

La información sobre el convenio fue ocultada, de acuerdo a los testigos, en la entrega recepción entre las administaciones de Eduardo Gasca Pliego
y Jorge Olvera García y quedó asentado que fue hasta el 2015, cuando se interpuso la demanda, cuando se conoció la irregularidad.

La administración de Olvera García solicitó reuniones con Jaime Jaramillo Paniagua, secretario de finanzas de Eduardo Gasca PLiego, así como con Hugo del Pozo pero no hubo respuesta.

En 2017 Hugo del Pozo fue detenido y liberado posteriormente, mientras que Eduardo Gasca Pliego no ha sido llamado a cuentas sobre
la demanda del Gobierno de Oaxaca.