TLALMANALCO, Edoméx., 27 de diciembre del 2016.-Vecinos del pueblo de San Rafael, levantaron la tubería que ya había colocado el ayuntamiento de Tlalmanalco, para aprovechar los miles de litros que bajan de las faldas del Iztaccihuatl.

La actitud de los vecinos se debe a que temen que el agua se canalice a las unidades habitacionales y no a colonias populares donde se necesita el vital líquido.

Sin embargo, el alcalde Óscar Jiménez Rayón, aseguró que lo único que se quiere es aprovechar miles de litros de que se desperdician diariamente al bajar de las faldas de volcán Iztaccihuatl.

Pero los vecinos de San Rafael en lugar de ayudar a su alcalde a recuperar el vital líquido, hicieron actos de vandalismo al desenterrar los tubos y quemarlos.

Además, en otros tramos de la obra hidráulica, los tubos fueron arrojados a las barrancas.

El agua baja del lugar conocido como «Dos Aguas» y se pierde entre barrancas, así como drenajes de las comunidades de la parte baja de Tlalmanalco.

Las autoridades municipales aseguran que se desperdician 500 litros por segundo.