SANTA MARÍA RAYÓN, Edomex., 18 de enero de 2019.- El delito de robo de hidrocarburo se redujo hasta en un 80 por ciento en todo el Estado de México, derivado del cierre de ductos de Pemex; la totalidad de la fuerza policiaca permanece junto a el Ejército y Policía Federal (PF), en el resguardo y blindaje de las líneas de Tula-Azcapotzalco y Tula-Toluca, además del patrullajes entorno a las pipas que van a carga a Tula, Hidalgo.

La secretaria de Seguridad estatal (SSEM), Maribel Cervantes Guerrero reportó lo anterior y calificó como ”eventos contados” el aseguramiento de huachicol en esta semana en la entidad, incluso -afirmó- que ahora se dan más episodios en suelo hidalguense.

Apuntó que la policía estatal permanece en vigilancia del ducto Tula-Azcapotzalco, en el caso de Tula-Toluca, acuden a petición de Pemex y mandos militares para el resguardo del mismo, tras persistir su ordeña desde hace una semana, el último el jueves.

Cervantes Guerrero adelantó que personal de Pemex tendrán acceso al Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5) para que en tiempo real se sumen a la identificación e inhibición de perforación de líneas de la paraestatal en suelo mexiquense.