ZINACANTEPEC, Edoméx., 19 de noviembre de 2016.- El día de ayer bajo un sol incandescente, una esposa y sus dos hijos de cuatro y siete años de edad, así como amigos y compañeros de trabajo, llegaron puntual a la iglesia de San Cristóbal Tecolit para despedir el cuerpo de Milton “N” “N”, elementos de seguridad pública municipal al que se le ofreció una misa de cuerpo presente, tras perder la vida por un impacto de bala que le llegó de forma accidental luego de que uno de sus compañeros tuvo un descuido.

 

Las campanas de la iglesia comenzaron a repicar en señal de luto, alrededor de las 10:30 horas de ayer anunciaban la llega del cortejo fúnebre. El féretro de color café fue recibido por el párroco, mientras que compañeros de trabajo montaron guardia durante la ceremonia en su honor.

 

Al finalizar la ceremonia luctuosa, alrededor de 30 elementos de la policía local, se colocaron delante del féretro, tambores y trompetas sonaban durante el recorrido hacia el camposanto de la comunidad de San Cristobal Tecolit.

 

A su paso, algunos habitantes y curiosos miraban pasar el cortejo fúnebre, y al enterarse de quien se trataba, más de uno se sumó al recorrido para acompañar a los familiares del oficial caído. Elemento de la Dirección de Seguridad Pública municipal de Zinacantepec que tenía nueve años de estar desempeñándose como guardia de seguridad.

 

Durante el andar se escucharon algunas porras y comentarios del caído, se trataba de amenizar un poco el dolor de los deudos, ya que su rostro mostraba el dolor y la tristeza de haber perdido a su familiar.

 

Con adornos, arreglos y coronas florales fue despedido, en su entorno se apreciaban crisantemos, margaritones y dalias, colocadas alrededor del sepulcro; la gente le ofreció el último adiós, posteriormente se procedió a la sepultura.

 

Durante el entierro, el padre y la esposa del policía reconocieron el desempeño de Milton como hijo, esposo, padre y trabajador.