SAN SALVADOR ATENCO, Edomex., 7 de diciembre de 2013.- A empujones y jalones, integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) intentaron evitar que ejidatarios simpatizantes del PRI pintaran de blanco el mural que ha sido simbólico en la lucha de esta organización.

Ignacio del Valle Medina, líder del FPDT, responsabilizó al gobierno del Estado de México por promover estos actos de provocación entre la misma gente del pueblo, sobre todo al atentar contra un mural que ha sido simbólico en su lucha, cuya imagen ha trascendido a nivel internacional, el cual fue pintado por el muralista que se hace firmar como Cienfuegos.

Trinidad Ramírez, esposa de Ignacio del Valle, entregó copias de una minuta firmada el 18 de agosto del 2003, en donde las autoridades estatales se comprometen a preservar y respetar el mural en donde queda plasmada la lucha del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, así como otros personajes que han luchado por la defensa de los derechos civiles como Digna Ochoa, Emiliano Zapata, entre otros líderes revolucionarios.

Ignacio del Valle señaló que se levantarán las actas correspondientes ante las instancias nacionales e internacionales, porque esto, además de ser una provocación para confrontar a un pueblo, es también un atentado a la historia de una lucha, así como al arte que representa esta obra.

Acusó al gobierno del Estado de México por pretender confrontar a un pueblo para lograr su propósito para desarrollar su proyecto “México. Ciudad futura”, para lo cual está comprando terrenos a los ejidatarios, quienes deslumbrados por el pago económico están vendiendo su tierra, creyendo que con eso van a solucionar sus problemas, “no entienden que la tierra no se vende, que es parte del legado de nuestra gente originaria del lago de Texcoco, la tierra se ama y se defiende”, dijo el dirigente.

Trinidad Ramírez dijo que pese a que por la mañana se dieron cuatro conatos en enfrentamientos, estos no pasaron de empujones, “porque no vamos a agredir a nuestros vecinos, tampoco le vamos a dar gusto al gobierno federal y estatal con confrontaciones que les den motivos de una represión”, dijo.

Por su parte, Odilón Hernández Mozo, presidente del Comité de Vigilancia de Núcleo Ejidal, señaló que ellos lo que quieren es el diálogo con el Frente de Pueblos, para que haya paz en el pueblo y ellos puedan trabajar, señaló que son 12 años en los que han vivido con esta problemática que ha afectado a toda la comunidad.

Ignacio del Valle lamentó que sus compañeros ejidatarios se dejen manipular en contra del pueblo, y señaló que permanecerán frente al auditorio Emiliano Zapata, junto al mural “blanqueado”, en espera de la llegada del presidente municipal Ildefonso Silva Vega, quien no se encontraba en la alcaldía, para exigirle la rehabilitación del mural.