TOLUCA, Edomex, 03 diciembre 2013.-  Bajo la premisa de “posicionar al condón, no como un método de planificación sexual, sino como un método para evitar enfermedades de transmisión sexual”, Sonia Echerri Frías, doctora y jefa del Departamento de SIDA/VIH y Enfermedades de Transmisión Sexual de la Secretaria de Salud del Gobierno del Estado de México, reconoció que en el presente año van 230 decesos, que se suman a los 437 registrados durante 2012.

La especialista en enfermedades de transmisión sexual, Echeverri Frías, informó que de los 16 mil portadores del virus, actualmente, los “nuevos”  portadores de VIH-SIDA tienen  entre 25 y 34 años de edad, lo que implica que contrajeron el mortal virus entre los 14 y 18 años de edad.

“Se infectaron siendo adolescentes, es por ello que todas las actividades preventivas las estamos focalizando a los jóvenes, a través de 19 jurisdicciones que tenemos en toda la entidad. Tenemos una hermandad con la Secretaria de Educación estatal, nos estamos permitiendo entrar con los alumnos y también con los profesores”, comentó.

Explicó que uno de los objetivos de las instancias de salud,  es capacitar sobre temas de sexualidad al mayor número de  profesores y que éstos repliquen en las aulas, el proceso para que miles de alumnos tengan a su alcance los conocimientos básicos del uso de un preservativo-condón.

Política pública que impulsa y está en marcha en la entidad mexiquense por parte del Departamento de SIDA/VIH y Enfermedades de Transmisión Sexual, que contrasta con la visión de Víctor Torres Meza, director del Centro Estatal de Vigilancia Epidemiología y Control de Enfermedades del mismo Sector Salud estatal, ya que sostuvo a QUADRATIN Edomex (27 noviembre 2013) que los esquemas de prevención sexual, no deben ser impulsados desde las aulas, en tanto no se tenga la garantía de que los maestros son altamente confiables.

Lo anterior, ya que Torres Meza ha subrayado que para tomar una decisión tan importante como sería la intervención del Sector Educativo en temas de sexualidad, primero se tiene que tener la garantía de la salud mental de los maestros y luego, cuando se tenga la certeza de su estabilidad, quizás se puede dar el paso que calificó de muy “delicado”.