TOLUCA, Edoméx.,  12 de diciembre de 2016.- Convencido de que el PAN mexiquense y nacional pasa por un momento positivo pero sobre plagado de experiencias que le están permitiendo tomar buenas determinaciones en beneficio de la población, Francisco Gárate Chapa, uno de los activos del panismo mexiquense más experimentados en asuntos político-electorales, aseguró que una alianza electoral entre PAN-PRD permitiría a la oposición llegar muy “robustecida” para enfrentar al Partido Revolucionario Institucional, Partido Verde, Nueva Alianza, (Encuentro Social), así como al gobierno estatal y federal que jugarán un papel muy activo en la elección, no obstante consideró que Acción Nacional no debe poner “todos los huevos en la canasta de la alianza”.

En entrevista para Quadratín Edomex, Gárate Chapa que entre otros cargos ha sido representante del PAN ante el IEEM, INE, y ex diputado local y federal, reveló que hace seis años (principios de 2011, previo a la elección por la gubernatura) panistas y perredistas realizaron un ejercicio inédito, en la política estatal y nacional con resultados sorprendentes para a entidad mexiquense, ya que preguntaron a casi un millón de personas de la población abierta (en ese momento el padrón de electores superaba los 10 millones, hoy asciende a poco más de 11) ¿Qué opinaban sobre una alianza entre el PRD y PAN?

La respuesta a ese planteamiento fue sorprendente, recordó Gárate Chapa, el 97 por ciento de las personas consultadas dijeron estar de acuerdo.

“Platicare una experiencia de hace seis años. Hace seis años el PAN y PRD, hicimos una consulta ciudadana para ver si la población estarían de acuerdo en una alianza electoral entre ambos partidos, el ejercicio fue exitoso, participó casi un millón de ciudadanos y el 97 por cierto dijo: sí a una alianza electoral, pero que sucedió a la postre, a la postre lo que sucedió que al día siguiente de este ejercicio, Marcelo Ebrard y López Obrador le levantaron el brazo a Alejandro Encinas, dijeron que era candidato de izquierda y que no habría alianza a pesar de que habíamos convenido este ejercicio.

¿Cuándo le preguntan los dirigentes nacionales Paco Gárate qué piensas sobre ir en alianza con el PRD, cuál es su respuesta?

«Lo que yo les he dicho (a dirigentes nacionales panistas) es: si se construye una alianza que padre, pero no pongamos todos los huevos en la canasta de la alianza, porque hoy tenemos una circunstancia de un PAN muy competitivo; si se da la alianza sería algo muy positivo para toda la población del Estado de México, y si no hay que hacer una apuesta por nosotros mismos, por los panistas mexiquenses”, subrayó.

Añadió que “por supuesto que una alianza electora PAN-PRD nos permitiría llegar más robustos, pero el PRD trae una postura hoy, particularmente el perredismo local, de no querer alianza”, precisó.

Consideró que independientemente de que se registre o no la alianza electoral, el PAN mexiquense no acudirá a las elecciones como espectador, sino como protagonista ya que en estos momentos hay un resurgimiento del panismo entre la sociedad.

Gárate Chapa argumentó lo anterior citando a estudios de opinión (no precisó cuales) que colocan a su instituto político muy cerca del PRI, prácticamente en empate técnico con el partido al que pertenece el gobernador Eruviel Ávila y el mismo presidente del país Enrique Peña, priistas que siempre han estado acompañados de sus aliados “que por cierto ya son muchos” como el Partido Verde, Nueva Alianza (y Encuentro Social).

“No seremos espectadores en este proceso electoral, yo diría que el PAN en estos últimos años ha venido adquiriendo una experiencia de gobierno muy importante, en la que hemos sabido dar resultados, hemos tenido errores, deficiencias y hemos aprendido de ellas y eso nos permite poder asomar la cabeza, levantar la cara con el propósito de poder encabezar un gobierno que sea ciudadano y que le responda a los ciudadanos”, dijo Garate Chapa.

Gárate Chapa aseguró que, si en las elecciones existe un cambio de tipo de gobierno que sea diferente al PRI, a esa clase política priista que durante toda la historia del Estado de México ha gobernado a los mexiquenses y ocasionado los enormes problemas que enfrenta la población en general, las cosas cambiarían de forma sustancial en beneficio de la totalidad de la población.