GUADALAJARA, Jal., 12 de diciembre de 2016.- La fe mueve montañas, dice un dicho muy popular, y un ejemplo son las numerosas peregrinaciones que se dan por todo México, en las cuales el peligro de atropellamiento es alto para los peregrinos, según dijo 47.7 por ciento de los encuestados por Gabinete de Comunicación Estratégica GCE).

En las peregrinaciones, la gente también se halla amenazada por robos y asaltos, alerta 18.3 por ciento, los accidentes son un riesgos alto dice 11.2 por ciento de la gente y 4.1 por ciento indica que enfrentan la amenaza de enfermedades.

En el camino las peregrinaciones se pueden encontrar con tránsito, clima frío, burlas o falta de respeto, multitudes y otros problemas; 3 por ciento dice que no hay dificultad alguna y 5 por ciento no sabe qué peligros pueden darse.

LEER MÁS: QUADRATIN JALISCO