TOLUCA, Edomex., 26 de noviembre de 2013.- El gobierno mexiquense, legisladores, autoridad jurisdiccional, colegios de abogados, deben participar en una gran campaña para concientizar a la sociedad del Estado de México, que derogar el delito de adulterio no significa desintegración familiar, señaló el ex presidente del Colegio de Abogados, Sixto Noguez Labat.
Sin embargo, también reconoció que como se encuentra hoy la ley, una persona no puede casarse al mismo tiempo con dos o más personas, pero no prohíbe el tener más de una pareja, «eso no lo regula la norma jurídica».
Según datos del diario el Sol de Toluca, mencionó que ese es un elemento que genera la disolución de muchos matrimonios y una gran problemática, porque una persona, sea hombre o mujer, puede tener en estos momentos dos o tres parejas, lo cual genera promiscuidad, genera que la célula que es la familia, se disuelva y esté en franco declive su concepto y por esto, entre otras condiciones, se encuentra en abierta decadencia.
Noguez Labat indicó que habría que llevar a cabo una gran campaña a favor de los principios, de los valores, de que la familia es una parte fundamental de la sociedad, y en el momento de que ésta se ve afectada o debilitada, eso repercute en la conformación de la sociead.
La derogación del adulterio como delito, comentó, obedece a elementos técnicos jurídicos en virtud de que en la realidad era muy difícil que se pudieran comprobar los elementos que integran ese tipo penal, ya que para poder hacelo efectivo tenía que ser con escándalo, en el domicilio conyugal y en el momento de la cópula, son sumamente difíciles de comprobar.
De manera que técnica y jurídicamente, le pareció al especialista «muy adecuado» que se haya derogado, sin embargo, reconoció el malestar que ha tenido la disposición, principalmente entre las mujeres, las cuales se preocupan de que el delito haya sido derogado.
Noguez Labat señaló que hay grupos de féminas que piensan que ante la derogación del delito se generará que los varones incurran con mayor facilidad en este tipo de conductas.
El sentir femenino, es que «no habrá un límite para esas conductas que llevan a cabo generalmente los varones».
Por lo que el especialista reiteró que técnica y jurídicamente es adecuado, sin embargo, el sentir de muchas de las mujeres es que, tal disposición generará cierta impunidad, generará que las familias puedan desintegrarse con mayor facilidad debido a la derogación de este delito.
Por lo cual, consideró necesario llevar a cabo una gran campaña de difusión para señalar que la derogación del delito no tiene por qué generar esa percepción en las mujeres, sin embargo, ello implica que la autoridad legislativa, jurisdiccional, los colegios de abogados, también participen para concientizar a la sociedad de la entidad.