VALLE DE BRAVO, Edomex., 8 de diciembre de 2013.- En respuesta a la denuncia de una víctima de extorsión, personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) detuvo a quien presuntamente se declaraba integrante de un grupo criminal, quien exigía como “pago de piso” una cuatrimoto con valor aproximado de 300 mil pesos.

El implicado se identificó como Rosalío Benítez González, de 30 años de edad, quien al momento de su aseguramiento fue encontrado en posesión de 60 envoltorios que contenían elementos con características similares a las de la cocaína.

Gracias a la llamada de auxilio que realizó el administrador de un negocio dedicado a la venta de vehículos, en la que alertó a los agentes de la SSC sobre la amenaza que recibió por parte de una persona que dijo pertenecer a un grupo criminal con orígenes en el estado de Michoacán, amagándolo con dañar su integridad física y la del establecimiento si no entregaba una cuatrimoto con valor comercial de 300 mil pesos.

Uniformados de la SSC aplicaron un dispositivo de seguridad en calles de las diferentes colonias de Valle de Bravo con el fin de localizar al presunto responsable, logrando ubicar al implicado y el vehículo de la marca CAN AM Outlander, color amarillo y negro, en calle de los Rosales, localidad de Avándaro.

Indagatorias sobre el caso, señalan que Benítez González presuntamente forma parte de un grupo delictivo que opera en los municipios de Valle de Bravo y Santo Tomas de los Plátanos y están dedicados al cobro de extorsiones, secuestros y a la venta y distribución de narcóticos.

Por estos hechos, el detenido, la supuesta droga y la unidad recuperada fueron presentados en la Agencia del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia (PGJEM) para que se determine su situación jurídica.