NAUCALPAN, Edomex., 14 de noviembre de 2013.- En el Estado de México se estima que hay 550 mil personas que padecen diabetes, enfermedad que es la primera causa de muerte a nivel nacional y por ende uno de los focos de atención de la Secretaría de Salud estatal.

Esta dependencia advirtió que la falta de un control en esta enfermedad provoca descompensación y complicaciones al afectar órganos blancos, por lo que se presenta daño renal (insuficiencia), retinopatía diabética y neuropatía diabética (pie diabético), que lleva en muchas ocasiones a amputaciones.

De acuerdo con estudios, la población de riesgo de padecer este mal es mayor de 20 años, sin embargo actualmente es una enfermedad que se está incrementado también en menores.

La diabetes tiene como principales factores de riesgo la carga genética, el sobrepeso y la obesidad, además no evoluciona sola, siempre está asociada a comorbilidades como la hipertensión arterial, así como colesterol y triglicéridos, señala Notimex.

El Instituto de Salud del Estado de México, actualmente aplica el Programa de Prevención, Detección, Tratamiento y Control de la Diabetes, a través del Acuerdo Nacional de Salud Alimentaria (ANSA), con el objetivo de fomentar estilos de vida saludable, basados en una alimentación equilibrada que prevenga el sobrepeso y la obesidad.

Este programa se tiene en las 19 jurisdicciones sanitarias de la entidad y en cada una se cuenta con tres nutriólogos y tres activadores físicos.

Además el gobierno del estado instaló el Comité de Evaluación de Políticas de Prevención, Atención y Control de la Diabetes Mellitus, cuyo principal objetivo es emitir recomendaciones para mejorar los programas dirigidos a prevenir esta enfermedad y sus factores de riesgo, con el fin de detectarla oportunamente y mejorar el control de los pacientes.

A través de este servicio se busca que los diabéticos, primero asuman la enfermedad y se apeguen al tratamiento, por lo que a la par se trabaja con la familia, para que se haga una dinámica grupal y cuenten con el respaldo de las personas con las que viven y conviven diariamente.

Para brindar atención y apoyo, en los Centros de Salud del ISEM se han conformado grupos de ayuda mutua por pacientes diabéticos, con el fin de coadyuvarse para buscar el control de su padecimiento, quienes primero reciben una acreditación como tal y una vez que se les supervisa y se comprueba que han logrado el objetivo son certificados.

Actualmente hay 958 grupos en la entidad, de los cuales 300 están certificados como grupos de excelencia y se trabaja diariamente porque un mayor número logre esta meta.

En los centros de salud se atiende a la población con diabetes a través de médicos general, enfermera y técnico de atención primaria a la salud y con el objetivo de fortalecer este primer nivel de atención, se dio la creación de los centros de atención al diabético.

En los últimos meses, con una inversión de 137 millones 300 mil pesos se han inaugurado y están operando 17 centros, dos de los cuales son itinerantes, con el fin de acercar este servicio a todo aquel mexiquense que lo necesite.

Estos centros están ubicados en Acambay, Amecameca, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Ixtapaluca, Jaltenco, Metepec, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Polotitlán, Tlalnepantla, Tecámac, Tenancingo y Villa de Allende.

Funcionan y brindan atención con más de 150 mil consulta anuales, con un equipo multidisciplinario de trabajadores de la salud atiende de manera integral el problema de la persona que vive con la enfermedad.

Los pacientes son tratados por un médico endocrinólogo, internista o integral; un nutriólogo, y un psicólogo, además de contar con laboratorio y farmacia.