NEZAHUALCÓYOTL, Edomex., 18 de diciembre de 2013.- Más de 100 unidades del transporte público, entre ‘piratas’ y concesionados, bloquearon por más de tres horas la Avenida Chimalhuacán frente al Palacio Municipal en protesta por la muerte de un taxista, luego de que una patrulla de la Policía Municipal chocara contra su unidad.

También acusan al fiscal especial de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) de manipular la información y no consignar en la carpeta de investigación la muerte del taxista en el accidente provocado por la unidad de la Policía Municipal.

Juan Ortiz Granados, líder de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC), exigió al director de Seguridad Pública Municipal, Jorge Amador Amador, capacite a sus elementos para manejar, porque por culpa de una patrulla que circulaba a exceso de velocidad por el carril confinado se estrelló contra un taxi en Avenida López Mateos y Avenida Chimalhuacán, donde hubo tres lesionados y el conductor -de nombre Martín Maldonado- murió al día siguiente.

Ortiz Granados, junto con 200 conductores, se dirigió al centro de justicia de Neza-Palacio, para pedirle al fiscal de la PGJEM, Jesús Torres Marín, reabra la carpeta de investigación porque al conductor del taxi ahora lo culpan del accidente, cuando se sabe que la unidad de la policía municipal fue la causante del choque.

El líder de la CTC en la zona oriente afirmó que en un mes se han registrado al menos cuatro accidentes de patrullas que chocan con taxistas afiliados a la organización. “Estamos siendo objetos de presión y de operativos ‘fantasmas’ en donde bajan al pasaje y nos intimidan, es decir, se van muy duro contra nosotros”.

Dijo que la patrulla que chocó no pertenecía a la zona centro sino que venía de la parte norte del municipio y circulaba a exceso de velocidad sobre el carril confinado e incluso el accidente ocurrió porque la unidad no respetó la luz roja del semáforo.

“No se puede consignar una carpeta cuando el conductor del taxi falleció y en dicho documento en ningún momento señala que ya había muerto, es decir, el fiscal de la PGJEM, Jesús Torres Marín, manipuló la versión del accidente, porque ahora resulta que el que tuvo la culpa fue el conductor del taxi y eso es imposible, tal parece que a los peritos les pagaron buen dinero para que cambiaran las versiones.

“Intentamos platicar con el fiscal y no nos quiso recibir y en caso que no admita ese diálogo nos tendremos que dirigir a Toluca para exigirle al procurador, Miguel Ángel Contreras Nieto, investigue estos actos de corrupción de los peritos y del fiscal”.

Entre gritos, mentadas de madre y otros vituperios, los inconformes se manifestaron frente a las oficinas de Seguridad Pública Municipal, donde el comandante Ismael Castillo Palacios atendió a los choferes y recibió un documento dirigido al director de la Corporación Jorge Amador, donde le exponen la problemática que viven sus agremiados y denuncian actos de corrupción por parte de sus elementos.

Finalmente el comandante Castillo Palacio los conminó a la calma, mientras hablaba con su director y los citó para este jueves a las 12:00 horas para ser atendidos directamente por Jorge Amador y se aclare lo que ocurrió en el accidente.