TOLUCA, Edomex., 23 de noviembre de 2013.- Aunque en febrero las autoridades del transporte volvieron a anunciar la implementación masiva de «botones de pánico» en las unidades, con el objetivo de inhibir delitos, hasta el momento sólo han sido instalados en 20 de las 60 mil unidades que operan en la entidad.

Las autoridades del ramo han argumentado que dicha medida, que también forma parte del decálogo anunciado a mediados del presente año por el gobernador Eruviel Ávila Villegas para mejorar la prestación del servicio, no se ha podido poner en marcha porque se requiere de la concurrencia de varias áreas.

«Hemos dejado al último esta medida porque requerimos de una absoluta y estrecha coordinación con el Centro de Mando C4», comentó Ismael Ordóñez, secretario del Transporte.

De acuerdo al esquema de seguridad, cada empresa deberá contratar una línea (celular) que estará vinculada al 066, por lo que esa llamada será remitida de forma simultánea al C4.