TOLUCA, Edomex., 14 de noviembre de 2013.- El gobernador Eruviel Ávila Villegas informó que su administración solicitará que el Acueducto del Padre Tembleque, construido en el siglo XVI, sea declarado “Patrimonio de la Humanidad” y por ello ya cuenta con el expediente técnico para remitirlo a la UNESCO.

Explicó que el expediente, integrado por varios tomos, le fue entregado por el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Jorge Olvera García, y reconoció a la secretaria de Turismo, Rosalinda Elizabeth Benítez González, el empeño para promover e insistir en concretar la presentación de este expediente.

De acuerdo con información de El Sol de Toluca, el documento se hará llegar a la UNESCO a través del INAH para que dichos arcos san declarados “Patrimonio de la Humanidad”.

Luego de tomar protesta a los integrantes del Consejo Consultivo Estatal de Turismo Sustentable, el mandatario mexiquense reconoció que no es una encomienda fácil el hecho de lograr la declaratoria como “Patrimonio de la Humanidad” para este acueducto, toda vez que esta obra compite con otras que, en diferentes partes del mundo, también son hermosas.

El gobernador Ávila Villegas afirmó estar cierto que con elementos que se proporcionarán a la UNESCO y con los méritos de la obra que reúne belleza arquitectónica, historia y riqueza cultural, pronto el Estado de México tendrá otro lugar del cual los mexiquenses nos vamos a sentir muy orgullosos.

Es importante resaltar que el acueducto, también conocido como “Arcos del Padre Tembleque”, data del Siglo XVI, concretamente fue construido entre 1545 y 1562, y aunque originalmente cruzaba varios municipios de la zona nororiente de la entidad, la mayor parte se encuentra en Nopaltepec.

La obra tiene una longitud total de 37 kilómetros, 32 desde su origen en los manantiales de las faldas del volcán de Tecajete hasta Otumba, y una bifurcación de cinco kilómetros que surtía agua a las poblaciones de Zacuala y Zempoala, aproximadamente 95 por ciento del acueducto es subterráneo, su profundidad varía de unos pocos centímetros hasta los dos metros;

Esta imponente obra de ingeniería hidráulica y arquitectura fue ideada por fray Francisco de Tembleque, en su construcción participaron 44 pueblos, consta de tres arquerías: la primera, en la hacienda de Tecajete, de 46 arcos; la segunda, de 13, en la Hacienda de Arcos, y la más importante, de 67, cerca de Tepeyahualo.

Este acueducto, que aún provee de agua, debe la perfecta conservación de sus arcos y columnas a su perfecta planeación y a que sus columnas fueron construidas con un material usado para unir las piedras, compuesto por cal, agua, miel de abeja y baba de nopal, que además evita el crecimiento de hongos y hierbas.