ECATEPEC, Edomex., 20 de mayo de 2014.- Urgente que en el Estado de México se declare la alerta de género ante los constantes feminicidios y la violencia que viven a diario las mujeres, pidió la diputada perredista Xóchitl Arzola Vargas, ya que, de acuerdo al Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), el 54 por ciento de asesinatos de mujeres se concentran en 10 municipios, entre ellos, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla y Toluca.

 

En el segundo foro «Inseguridad en el Edomex, una visión propositiva» se dio a conocer el informe «De sobrevivientes a defensoras: Mujeres que enfrentan la violencia en México, Honduras y Guatemala», elaborado por la Organización de las Naciones Unidas, que revela que en México cada día se asesina a 6.4 mujeres.

 

En ese mismo informe, explicó, se detalla que entre 2006 y 2012, los feminicidios aumentaron 40 por ciento y de los crímenes, el 95 por ciento ha quedado impune.

 

De acuerdo al Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, durante los últimos siete años se han registrado en suelo mexiquense más de mil casos de presuntos feminicidios, de los cuales el 54 por ciento se concentró en 10 municipios, encabezados por Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla y Toluca.

 

Seis de cada diez mujeres asesinadas, según el organismo, fueron victimadas en actos que involucraron un alto índice de violencia que evidenciaron el uso excesivo de la fuerza física, es decir, que tuvieron la intención de causar un sufrimiento a la víctima. La mayoría de las mujeres se encontraron en una edad de entre los 11 y los 30 años, añadió la diputada Xóchitl Arzola.

 

Por su parte, Humberto Padgett, periodista y autor del libro Las muerta del Estado, explicó que del 2006 al 2012 sólo en seis municipios -de los 125 que conforman el Estado de México- no se reportaron homicidios contra mujeres, lo que habla de una generalizada violencia hacia este sector de la sociedad.

 

Destacó que aquellas familias que tuvieron la mala fortuna de tener a una familiar fémina desaparecida sufren una doble pena; por una lado, el iniciar el peregrinaje para encontrarla y por otro el sufrir las extorsiones y solicitud de dádivas por parte de peritos, policía judicial y Ministerios Públicos para “agilizar las indagatorias”.

 

Más lamentable aún, que las mismas autoridades culpan de la desaparición o muerte de las jóvenes a ellas mismas, por lo que una de las vertientes para empezar a tomar en serio y responsablemente el tema de los feminicidios es contar con autoridades serias y profesionales a la hora de impartir y procurar justicia, concluyó Humberto Padgett.

 

En su participación Rodolfo Domínguez Márquez, director de Justicia, Derechos Humanos y Género del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, comentó que en el periodo 2011 y 2012 se registró en la entidad la muerte de 560 mujeres, sin embargo, sólo 115 fueron considerados como feminicidios, al resto únicamente se le catalogó como homicidios dolosos.

 

Sólo son simulaciones las supuestas acciones del gobierno para atender el problema de los feminicidios, por lo que instó a Organizaciones No Gubernamentales y a los actores legislativos que permita contar con herramientas para enfrentar el problema de los feminicidios.