TOLUCA, Edomex., 19 de diciembre de 2013.- Luego de que este año se logró una de las mayores cosechas de maíz en la entidad, superando la barrera de los dos millones de toneladas, la expectativa que tiene el campesinado mexiquense es que el precio no se vaya a desplomar por la entrada de más granos de los que se requieren y puedan ellos comercializar a buen precio el grano existente.

Así lo consideró el dirigente de la Federación de Propietarios Rurales de la entidad Ezequiel Carrillo Téllez quien consideró que lo que ellos están esperando es que el precio no se castigue mucho a la baja, por lo que aplaudió el impuesto arancelario que se colocó a la importación del grano por parte de la federación hace algunos días.

Indicó que este tipo de medidas permitirán tener un cierto respiro pues la cantidad que se había estado importando de maíz de otros países les había perjudicado de manera drástica, bajando incluso a un 50 por ciento el importe de venta con relación a varios años anteriores.

Carrillo Téllez confió en que se continúen tomando medidas de protección a la producción de los productos alimenticios, pues así se continuará con el crecimiento que se tiene en las parcelas e incluso en los hatos ganaderos donde se está comenzando a presentar un aumento de sus producciones.