TOLUCA, Edomex., 25 de diciembre de 2013.- El consumo de proteínas de origen animal forma parte de una dieta balanceada y genera una vida saludable que evita enfermedades como la anemia, por lo que docentes de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México promueven la ingesta de este tipo de alimentos, en especial por parte de los infantes.

La investigadora universitaria, Jazmín Felipe Pérez, indicó que a través de talleres y conferencias generan información útil para alumnos y público en general, con la finalidad de brindarles un panorama sobre los beneficios del consumo de carnes blancas, acompañadas de cereales y verduras.

Explicó que en ocasiones se resta importancia al consumo de la carne, por ejemplo, los vegetarianos; sin embargo, ésta posee cualidades nutrimentales que son consideradas en el Plato del Buen Comer, el cual refiere que una dieta balanceada incluye carbohidratos, proteínas y grasas.

La docente de la Autónoma mexiquense refirió que del total de la dieta que consumen las personas se debe considerar 25 por ciento para la ingesta de proteínas, las cuales se pueden adquirir, por ejemplo, de la carne y el huevo.

Por otro lado, dijo, es necesario saber que comer en exceso carne roja puede ser perjudicial para la salud, pues contiene altas concentraciones de ácido úrico; así que es importante incluir carne blanca, como pescado y pollo, así como magra, con bajos contenidos de grasas.

Jazmín Felipe Pérez abundó que a través de pláticas, los expertos recomiendan a los asistentes incluir como parte de su dieta la carne de conejo, con bajos niveles de colesterol y benéfica para quienes padecen problemas degenerativos, así como para atletas de alto rendimiento.