NEZAHUALCÓYOTL, Edomex., 16 de diciembre del 2013.- Sólo a dos choferes que tiraban cascajo en el momento del deslizamiento de tierra que provocó el abufamiento del río de La Compañía, se les fincaron responsabilidades, sin considerar los cargos a quien estableció el fraccionamiento clandestino y cobra por el depósito del escombro en la zona.
En un comunicado de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México se dio a conocer que se les dictó auto de formal prisión a «los probables responsables de haber dañado el Canal de la Compañía y el Macrocircuito de Distribución de Agua Potable, lo que a su vez causó afectaciones en viviendas, sistemas de transporte e inundaciones en vialidades, por lo que ya se encuentran vinculados a proceso por la Autoridad Judicial».

Alejandro Jurado Díaz, Sergio Francisco Cuadras Nava y Víctor Hugo Ramírez Gámez, fueron acusados como presuntos responsables, ya que ellos descargaban escombros en el momento en que tuvo lugar el deslizamiento de tierra en el predio identificado como «Los Comuneros”, o «Las Casitas en Avenida Bordo de Xochiaca, entre el Canal de la Compañía y el tiradero a
cielo abierto Neza III, ya que eran ellos quienes  maniobraban trailers que descargaban cascajo y piedras.

El auto de formal prisión, obedece a las denuncias presentadas  por parte de la Comisión del
Agua del Estado de México y la Secretaría del Medio Ambiente, quienes determinados
que el predio sufrió un hundimiento de gran magnitud con motivo de la acumulación de desechos y ello dañó el Canal de la Compañía, originando su taponamiento total.

Al vincular a proceso a los presuntos inculpados, no se habló de Manuel Solís Berber, quien liderea este asentamiento irregular en donde se estaba cobrando por el depósito de miles de toneladas de desechos en la zona.

Tampoco refiere si existe una investigación para saber quiénes están protegiendo este asentamiento que lleva más de 10 años en la zona, en donde el acceso es controlado por personas armadas, en donde además se dio un balacera en donde murió uno de los golpeadores de Manuel Solís.