AMECAMECA, Edomex., 8 de diciembre de 2013.- Carlos I de España, otorgó el terreno de la Hacienda Panoaya como merced al primer cacique de Amecameca, Pedro Páez en 1534 a 13 años de la conquista; se marca en la historia de la región.
Al paso del tiempo la antigua hacienda estuvo resintiendo los efectos del abandono hasta que un patronato privado recuperó el lugar invirtiendo recursos para pagar a 80 carpinteros, albañiles pintores y demás para restaurar el lugar terminando la obra en el año 2000.
En años posteriores bajo la dirigencia de don Ernesto Maurer, los demás miembros de la familia colaboraron para hacer de la hacienda uno de los consorcios privados más importantes de la región que genera al menos 200 empleos, además de contrataciones temporales en distintas épocas del año.
A la fecha la hacienda cuenta con múltiples áreas para entretenimiento, el museo histórico “Sor Juana”, el museo de los volcanes, un restaurante y un hotel de 4 estrellas.
Durante todo el año la hacienda tiene derrama económica a grandes escalas, en contraste, el financiamiento para mantener el lugar es de igual modo, muy alto considerando por ejemplo que en el pequeño zoológico hay ejemplares de animales que son traídos del extranjero y son legalizados por lo que se pude preguntar una persona común cuanto podría costar traer un cerdo de Vietnam o un dromedario de Medio Oriente.
En la época decembrina los ingresos a la hacienda son mayores ya que el lugar se encuentra abarrotado por gran demanda de sus atractivos.