TOLUCA, Edomex., 16 de diciembre de 2013.- Luego de que en este año la Secretaría de Medio Ambiente del gobierno mexiquense llevó a cabo una exhaustiva revisión de los más de 300 aserraderos que se tienen en la entidad, se detectó que de éstos, 114 no contaban con su normatividad en regla por lo que serán clausurados.

Así lo dio a conocer el secretario del ramo en la entidad, Cruz Juvenal Roa Sánchez, quien indicó que en el transcurso de los siguientes meses, estos aserraderos irregulares se estarán dando de baja y se procederá también a solicitar su baja del padrón de la Comisión Nacional Forestal para que dejen de llevar a cabo la explotación del macizo forestal.

Indicó que como parte de las acciones que se están desarrollando en materia de conservación del arbolado mexiquense, se instalaron ya tres cámaras de videovigilancia en la zona del Nevado de Toluca, las cuales serán monitoreadas de manera remota desde las oficinas centrales de la protectora de bosques.

“Pero además de estas tres cámaras que ya están instaladas y en operación, para el siguiente año estamos contemplando la colocación de 10 cámaras más en el territorio forestal para estar llevando a cabo una constante vigilancia para erradicar de una vez la tala clandestina”, adelantó el funcionario.

También dio a conocer que como parte de las adecuaciones legales que se tienen previstas para combatir este ilícito, se estará modificando la ley para que la transportación de material forestal sólo se pueda hacer de las 6:00 a las 18:00 horas y cuando se haga fuera de ese horario será causa de detención de la unidad.