TOLUCA, Edomex., 19 de noviembre de 2013.- En la entidad mexiquense la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem) ha decomisado más de 40 toneladas de medicamentos caducos, y ha suspendido 16 consultorios alternos a farmacias por no acreditar, en el momento de la verificación, que la persona que se ostentaba como médico contaba con una cédula profesional.

El comisionado para la Protección de Riesgos Sanitarios en el Estado de México, Fernando Díaz Juárez, afirmó que además han detectado medicamento pirata, pero no en farmacias, sino en tianguis; mientras en la vía pública han encontrado medicinas que no cumplen con las especificaciones o no están autorizadas para el consumo humano.

Aseguró que de manera permanente realizan campañas de revisión y operativos con otras autoridades, a fin de verificar que farmacias, consultorios, mercados y otros cumplan con la ley y no pongan en riesgo la salud de la población.

“Hemos encontrado medicamentos caducos, venta de productos pirata, pero ahorita estamos en una campaña de revisión a farmacias con consultorios alternos para verificar que las farmacias cumplan con las autorizaciones correspondientes que marca la ley ante Cofepris, que los médicos que están en los consultorios tengan cédula profesional para expedir recetas médicas y a su vez la farmacia suministrarlas, y que los medicamentos no sean caducos.

“En lo que va del año en el Estado de México hemos decomisado más de 40 toneladas de medicamentos caducos que enviamos a Cofepris para su destrucción oportuna, hemos implementado la colocación de contenedores en farmacias y sitios estratégicos para que la ciudadanía de manera voluntaria y espontánea coloque los medicamentos que ya están caducos y que luego almacenamos en nuestro hogar para que no sea un riesgo a la salud de las familias”, explicó.

Díaz Juárez afirmó que han aplicado sanciones como: multas, aseguramiento de medicamentos y suspensión de los consultorios; en ese último caso, detalló que fueron 16 los consultorios alternos a farmacias suspendidos porque no acreditaron que el médico tenía cédula profesional.

El medicamento pirata, aclaró, lo han encontrado en verificaciones realizadas en tianguis, a través de operativos coordinados con la Cofepris; mientras en la vía pública han detectado medicinas que no cumplen con las especificaciones o que no son para consumo humano, por lo cual las decomisan y las autoridades judiciales actúan por los presuntos delitos que se cometen.

Fernando Díaz consideró que el problema de la venta de medicamentos caducos no se ha incrementado, sino se ha mantenido, pero ahora, aseguró, trabajan en un frente sólido y amplio para evitar que lleguen a la población, pues generan afectaciones a la salud.

“Ya hay estudios de la propia Cofepris en el sentido del daño grave que puede causar este tipo de productos e invitó a la ciudadanía a denunciar cualquier tipo de riesgo que vean que representa la prestación de un bien, producto o servicio, que lo denuncien”, exhortó.