CD. DE MÉXICO., 17 de noviembre de 2013.- Al menos 85.5 por ciento de las empresas del país prefieren solicitar financiamiento a sus proveedores antes que a la banca comercial. Esto, a pesar de que el 46.5 por ciento de las unidades económicas consideran que el acceso y los costos para adquirir un crédito bancario no son limitantes.
De acuerdo con la encuesta trimestral de Evaluación Coyuntural del Mercado Crediticio del Banco de México, al cierre del Tercer Trimestre de 2013, del total de las empresas cuestionadas solo un 25 por ciento adquirió un crédito con los bancos, en tanto que un 75 por ciento decidió que de julio a septiembre no solicitaría financiamiento formal.
La encuesta muestra que las empresas obtuvieron crédito de proveedores en un 85.5 por ciento de las empresas, contra un 84.2 por ciento en el trimestre previo. En cuanto a la banca comercial, las empresas recibieron financiamiento en un 36.8 por ciento, contra un 37.6 por ciento en el trimestre previo.
Así también, por tipo de oferente las empresas reportaron que obtuvieron crédito a través de compañías de grupo corporativo o de la oficina matriz con 28.7 por ciento del conjunto, en comparación con 25.9 por ciento en el trimestre previo. Y de la banca domiciliada en el extranjero con 6.8 por ciento de las empresas encuestadas contra 7.2 por ciento en el trimestre previo.
En lo que se refiere al crédito de la banca comercial, ésta otorgó a las empresas grandes (más de 100 empleados) un 41.5 por ciento y fue mayor que en el caso de las empresas pequeñas (de 11 a 100 empleados), en un 28.9 por ciento.
Los resultados para el tercer trimestre de 2013 -explico- muestran que 46.9 por ciento del total de las empresas encuestadas contaba con créditos bancarios al inicio del trimestre, cifra inferior a la del trimestre previo de 48.1 por ciento. A su vez, 40.9 por ciento de las empresas de hasta 100 empleados mencionó que tenían créditos bancarios, mientras que esta proporción para el conjunto de las empresas con más de 100 empleados fue de 50.5 por ciento.
Como se explicó, al menos un 75 por ciento de las empresas no solicitó crédito y las razones fueron: porque no lo pidió en 67.8 por ciento; mientras que 4.9 dijo que el financiamiento está en proceso de autorización; 1 por ciento informó que no le autorizaron su crédito y 1.3 por ciento explicó, «rechazo su crédito porque estaba muy caro».
Entre las limitantes señaladas por las empresas que no solicitaron crédito por: la situación económica (51 por ciento), las ventas y rentabilidad de la empresa (45.7 por ciento), las condiciones de acceso al crédito bancario (44.9 por ciento), los montos exigidos como colateral (42.0 por ciento), las tasas de interés del mercado de crédito (40.8 por ciento), la disposición de los bancos a otorgar crédito (39.9 por ciento), el acceso a apoyo público (37.5 por ciento), la capitalización de la empresa (34.5 por ciento), las dificultades para pagar el servicio de la deuda vigente (34.0 por ciento), y la historia crediticia de la empresa (29.8 por ciento).