TEZOYUCA, Edomex., 17 de diciembre de 2013.- El ducto de Pemex que se incendió la madrugada el lunes ha tenido cuatro robos clandestinos en tan solo seis meses, reconoció el director de gobierno municipal, José Luis de la Rosa, quien señaló que incluso se han realizado dos desalojos masivos en los ejidos de Tequisistlán para evitar que las familias corran peligro.

El pasado 28 de agosto se tuvo que desalojar a unas 900 personas por una fuga de gas provocada por una toma clandestina no controlada en el ducto de 24 pulgadas de la línea Venta de Carpio-San Martín Texmelucan.

La fuga se debió a que se estaban robando en combustible a la altura del kilómetro 33 de la carretera México-Pirámides.

En ese mismo tramo de los ejidos de Tequisistlán se registró otra fuga la madrugada del lunes, pero en esta ocasión el gas explotó y se originó un flamazo que quemó a siete personas.

Asimismo, el alcalde de Tezoyuca, Arturo Ahumada Cruz, dijo que en esta ocasión se desalojó a 800 familias.

El director de Gobierno, José Luis de la Rosa, dijo que son constantes las quejas del robo del combustible del ducto de Pemex y tan solo en seis meses se ha tenido la denuncia de cuatro tomas clandestinas que han sido descubiertas.

Los sitios donde se han registrado tomas clandestinas de Pemex se ubican en El Rosario, Tequisistlán y el Oasis en el barrio de Santiago.