CUAUTITLÁN, Edomex., 14 de noviembre de 2013.-  “Vengan a comprar piñatas”, pide Olga Borrego Baldazo, fabricante y vendedora de la artesanía, quien alerta sobre la venta de piñatas chinas de baja calidad.

La mujer ofrece sus productos en el llamado Kilómetro de la Piñata, localizado en el kilómetro 2.5 de la carretera Cuautitlán-Melchor Ocampo, en Cuautitlán-México, donde decenas de productores ofrecen sus artesanías a precios bajos.

“La tradición tiene muchos años, los papás enseñaron a sus hijos y es una cadenita que se viene haciendo”, menciona.

Agrega que de Cuautitlán-México salen gran parte de las piñatas que se consumen durante las fiestas navideñas en el Distrito Federal y zona metropolitana.

Asegura que algunos productores tienen pedidos de hasta 100 mil piñatas, lo que constituye una importante fuente de empleo para el municipio.

Las familias trabajan durante todo el año en la producción de las piñatas y en la temporada navideña ensamblan las piezas y las “visten”.

“Nosotros hacemos alrededor de tres mil, cuatro mil, pero son modelos variados, estrellas de siete picos y de nueve picos, figuras. Algunos hacen más de 10 mil, 20 mil piñatas”, relata.

“Trabajamos durante todo el año para tener reservas para las ventas altas que se vienen, que son desde que empiezan las posadas, es cuando viene la gente. También vienen mayoristas”, expresa.

El kilómetro de la Piñata ofrece sus productos durante todo el año, pero en especial en las fiestas navideñas.

Borrego Baldazo reitera que las piñatas chinas ya están en México y son baratas, aunque no tienen la calidad de las piñatas fabricadas de manera artesanal.