CHIMALHUACÁN, Edomex., 14 diciembre del 2013.- “En México  además de operar la delincuencia organizada, opera la gubernamental, que ignora a la población y la reprime con la práctica de crímenes de estado” estableció el diputado federal antorchista Jesús Tolentino Román Bojoques.

Luego de cumplidos 68 días de la desaparición forzada del señor  Manuel Serano Vallejo de 78 años de edad,  sin que las autoridades federales y estatales antisecuestros den con el paradero de la víctima y sus captores, el legislador quien además es su yerno, señaló que: “es reprobable que los funcionarios públicos aprovechen los cargos políticos para perseguir a organizaciones sociales y ciudadanos, quienes únicamente exigen la solución a sus demandas”, dijo el legislador

Román Bojórquez, denunció el acoso que sufre el Movimiento Antorchista en el Estado de México, y el contubernio entre los distintos niveles de gobierno para esclarecer el caso Serrano Vallejo: “Da coraje ver que ante un caso tan sensible como lo es la desaparición de una persona, los principales sospechosos de este secuestro sean las propias autoridades, pues lo hemos dicho repetidas veces, el plagio de Manuel Serrano no es un evento común sino un secuestro político”.

En este sentido, declaró que ante la omisión de la Procuraduría General de la República (PGR), los funcionarios públicos encargados de la seguridad, demuestran su desinterés en  la protección de la ciudadanía, por lo tanto: “las instancias de procuración de justicia siguen perdiendo la credibilidad
de los mexicanos”.

Para exigir una solución definitiva este caso, Román Bojórquez encabezó una manifestación con más de 10 mil antorchistas hasta la Secretaría de Gobernación (SEGOB), con el objeto de solicitar la intervención del subsecretario de Gobernación, Luis Miranda Nava y hacer pública la
desaparición del padre de Serrano Hernández, pero una vez más las vallas de la Policía Capitalina impidieron el paso del contingente a las inmediaciones de la Secretaría, mientras que las autoridades federales se limitaron a programar a la comisión a una audiencia posterior.

Tales circunstancias, provocaron la inconformidad de los ciudadanos, familiares y amigos que acompañaron al legislador federal, a líderes antorchistas y a la alcaldesa Maricela Serrano, por lo que aseguraron, continuarán las manifestaciones.