ALMOLOYA DE JUÁREZ, Edomex., 15 de noviembre de 2013.- Con más de 700 vehículos robados a lo largo de su trayectoria delincuencial fueron atrapados los integrantes de un par de bandas familiares -entre ellos un padre con su hijo y la otra un par de hermanos- cuya zona de operaciones era en varios municipios del Valle de Toluca; los sujetos estaban plenamente dedicados a la sustracción de automóviles y hasta surtían pedidos «por catálogo».

Ciertamente estos cuatro sujetos pertenecientes a un par de peligrosas bandas dedicadas al robo de vehículos que ocultaban en enormes bodegas ubicadas en Almoloya de Juárez, exactamente en el paraje de La Unión de Ocoyotepec y en Benito Juárez habían cometido incontables ilícitos sobre todo en los municipios aledaños donde sustraían «vehículos de alquiler» que posteriormente vendían por piezas en diversos tianguis.

Estos sujetos -destacaron las fuentes- tenían más un año de estar dedicados al robo de unidades y sus ganancias fueron cuantiosas; los trabajadores del volante resultaban afectados por esta ilícita actividad pues los malandrines sustraían vehículos en Toluca, Zinacantepec, Almoloya.

Al menos robaban un vehículo por día y tenían en su haber más de 700 unidades robadas, recalcaron los informes. Luego las desmantelaban y comercializaban en variados tianguis.

Derivado de arduas indagatorias los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana lograron ubicar los sitios usados por estos presuntos delincuentes para ocultar el producto de sus fechorías y usadas como taller para desmantelar las unidades.

Fue en Unión de Ocoyotepec donde los guardianes de la ley lograron ubicar el primer sitio donde Dionisio Cardoso Reyes, de 51años junto con su hijo Víctor Cardoso, de 24 estaban dedicados al robo y desmantelamiento de unidades. En este lugar fueron recuperadas una camioneta Nissan, con placas KT-77615; un taxi de Toluca, marca Tsuru, con placas 2869-JEU, además de cientos de autopartes pertenecientes a diversos automóviles.

Posteriormente los guardianes de la ley penetraron en otra bodega taller en la comunidad de Benito Juárez, lugar donde aprehendieron a Castor García Valdés, de 42 años y a su hermano Joel de 30, a quienes se les decomisaron cientos de piezas automotrices.

Finalmente estos presuntos malandrines fueron llevados hasta las instancias ministeriales donde fue integrada la carpeta de investigación 160310360175613 y las instancias respectivas continuarán con las indagatorias.