TECÁMAC, Edomex., 29 de diciembre de 2013.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Estado de México Oriente, exhorta a la población en general a la prudencia en la ingestión de alimentos y bebidas, en los convivios, posadas,  navidad y año nuevo, para evitar malestares estomacales, aumento de peso y detonación de enfermedades crónicas.

A través de un comunicado el nutriólogo, Ignacio Valdivia Ortega, coordinador auxiliar delegacional de Nutrición y Dietética, aconseja probar de todo, pero sin llegar al exceso; sin embargo, es necesario que las personas diabéticas e hipertensas  mantengan las restricciones recomendadas por el médico para evitar  alguna descompensación mayor que amerite servicio médico de urgencia.

Explicó que el organismo requiere de grasa y aceites, aproximadamente de cinco a ocho cucharaditas por día, para ello se recomienda preferir los aceites de maíz, oliva, soya y girasol, incluso margarina que tenga menos de dos gramos de grasas saturadas por porción; en cambio se pide no excederse en nueces, semillas, aguacate y aceitunas y de plano, evitar las grasas saturadas, la mantequilla, manteca y tocino.

En estas fechas de desayunos, comidas y cenas de convivencia, además de las reuniones familiares y las posadas, las enfermedades del tipo gastrointestinales tienden a crecer, por lo que el especialista  recomendó evitar la ingesta excesiva de grasas y de bebidas alcohólicas, sobre todo en los diabéticos e hipertensos.

Valdivia Ortega, explicó que en el caso de los enfermos de  diabetes no deben consumir alimentos muy dulces, como son: el ponche,  refresco, ensaladas con frutas en almíbar y postres, ya que por contener mucha azúcar, los niveles de glucosa suben rápidamente, debido a que estos endulzantes pasan casi de manera instantánea al torrente sanguíneo.

En cuanto a los hipertensos, recomendó disminuir en lo posible los alimentos salados, como: bacalao, camarones y embutidos, los cuales  por su alto contenido en sodio, crecen los niveles de presión arterial. De las bebidas prohibidas, además de las alcohólicas, se debe evitar el consumo de agua mineral, por su elevada cantidad de sales.

Recomendó el especialista en nutrición que diabéticos e hipertensos soliciten dietas alternativas a sus médicos y mantengan auto control alimentario, sugirió a estos y otros enfermos crónicos: no abandonar su tratamiento farmacológico, ya que “es muy típico que al darse todas estas fiestas de la época decembrina, lo que acostumbran hacer es que el paciente se le olvida o bien decide abandonar su tratamiento, para retomarlo el año que viene”.

Aseveró que enfermedades,  como: gastritis, colitis, amibiasis,  úlceras, agruras y pancreatitis, son sólo algunas de las que se incrementan en estas fechas, ya que las personas tienden a comer en exceso y  esto mezclado con el alcohol, podría provocar hasta la muerte.