TOLUCA, Edomex., 4 de diciembre de 2013.- Mardonio Jiménez Rojas, director de Supervisión Operativa de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardas (CNSNyS), sostuvo que tras confirmar el hallazgo del material tóxico que fue robado en el Estado de Hidalgo, la noche del pasado lunes 2 de Noviembre, se puede determinar que las personas que realizaron el hurto de dicho material radioactivo se encuentran en grave riesgo de perder la vida.

En entrevista para Foro Tv, el director de Supervisión Operativa de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardas, explicó que los efectivos militares y de la policía militar que se ubican en el lugar en donde fue recuperado el material radioactivo, lograron confirmar que la bóveda que contenía el material tóxico fue abierta por las personas que robaron la unidad motora propiedad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Cabe mencionar que el lugar en donde logró ser recuperado el vehículo del (IMSS) se ubica a tan solo 45 kilómetros de lugar en donde la unidad fue robada. Al igual el funcionario federal resaltó que el daño orgánico que pueden presentar las personas que lograron abrir la bóveda radiactiva puede ser severo y podrían perder la vida.

Mardonio Jiménez aclaró que el daño orgánico de estas personas no se puede dispersar a otros seres humanos y tampoco hay riesgo de ningún tipo de contagio. Los síntomas de un síndrome de radiación aguda son vómitos, hemorragias de los órganos internos, y es muy probable que las personas expuestas pierdan la vida.