TLALNEPANTLA, Edomex., 16 de noviembre de 2013.- El presidente municipal Pablo Basáñez García entregó la rehabilitación del Cárcamo Ericsson, ubicado en el Fraccionamiento Industrial La Loma, en el que se invirtieron 70 mil pesos para ampliar su capacidad de desalojo de 900 a 1, 900 litros por segundo, en beneficio de más de 6 mil habitantes de las colonias La Loma, Fraccionamiento Industrial San Lorenzo, Unidad Habitacional Tlalcalli y Benito Juárez.

Ante presidentes de los Copaci de las comunidades mencionadas, el alcalde reconoció el resurgimiento del OPDM como un organismo prestigiado que tiene clara su utilidad pública, comprometido con la mejora en el servicio pero también con el saneamiento de sus propias finanzas públicas.

“El OPDM fue recibido prácticamente en quiebra financiera, y hoy, luego de pagar sus deudas del orden cercano a los 550 millones de pesos en pasivos de corto plazo, más la deuda, que afecta las finanzas propias del Ayuntamiento, al que todavía se le descuentan cerca de 19 millones de pesos al mes de los fondos del Fondo de Aportaciones Para el Fortalecimiento  de los Municipios, FORTAMUN, es un organismo sano”.

El edil precisó que gracias a una serie de campañas de acercamiento y de ganar confianza con la mejora de calidad en el servicio y el trato, hoy se refleja una excelente recaudación que está permitiendo hacer frente a estos desajustes del organismo. Se bajaron costos y se logró que cada peso rindiera más.

Creyendo en la capacidad del propio personal del OPDM, se inició la rehabilitación de este cárcamo sin contratar a una empresa, lo que permitió un ahorro de 530 mil pesos. De ahí que el servicio de la prestación de agua potable es uno de los dos mejores evaluados por la ciudadanía de Tlalnepantla de acuerdo con una encuesta reciente. El otro es el servicio de recolección de residuos sólidos.

Esto es reflejo del trabajo diario, el compromiso y la dedicación y el profesionalismo de los casi 1, 400 empleados que tiene el OPDM, sumado a los incentivos que se han dado a la ciudadanía para ponerse al corriente a través de rifas, facilidades, descuentos y campañas de regularización.

En lo que va del presente gobierno se han gastado más de 200 millones de pesos en obras hidráulicas, que equivale a lo que se invirtió en toda una administración completa, lo que constituye una inversión histórica con la que se adquirieron tres vactors, uno de los cuales brindó apoyo en Guerrero y con los que se logró desazolvar más de 1, 300 kilómetros de drenaje que evitaron inundaciones mayores.

Se están rehabilitando todos los cárcamos del municipio en este año, redes de drenaje, y las redes de tratamiento de agua residual, además de ampliarla, lo que no se hacía desde hace años, haciendo del OPDM un organismo modelo para todo el país, de cómo se tiene acceso a más recursos para poder invertir más de 200 millones de pesos como resultado de hacer las cosas bien.

Por primera ocasión Tlalnepantla participó en cinco programas federales de modernización de infraestructura hidráulica con componente de recursos, llamados paripasos, que es peso por peso entre el gobierno municipal y el federal. Esto fue posible gracias a que estamos al corriente en los pagos a la Comisión Nacional del Agua.

Francisco Núñez Escudero, director del Organismo Público Descentralizado para la Prestación de Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OPDM), subrayó que esta ampliación de capacidad del Cárcamo Ericsson es una de las 210 obras que tiene destinadas para este año.

Este cárcamo que tiene 40 años de existir es de vital importancia, puntualizó Núñez Escudero, por que  bajan las aguas de Industrial la Loma, La Loma, Gustavo Baz, y finalmente el nivel que llega de los drenajes es menor al del Río Tlalnepantla y lo necesitan para subir y depositarse ahí.

“Tenía una capacidad de 1,700 litros por segundo en su inicio, y  por la falta de mantenimiento operaba a 900 litros por segundo. Derivado de la modernización se logró ampliarlo a 1.9 metros cúbicos por segundo, es decir, mil 900 litros por segundo, mayor que su capacidad de diseño”.