El auditor superior del Estado de México, Fernando Baz Ferreira advirtió que los ex ediles que en el 2012 invirtieron cerca de 600 millones de pesos del Fondo de Inversión Social (FIS) en nómina deben regresar el dinero, pues ese fondo sólo podía destinarse a obras, por lo cual incurrieron en desviación de recursos y podrían ser sancionados.

También dijo que el monto de las deudas públicas municipales, que al cierre del 2012 ascendía a casi 14 mil millones, podría ser mayor al que los ayuntamientos señalan, pues las cifras que proporcionan CFE y Conagua son distintas a las que admiten los municipios.

Por lo que toca a la deuda estatal, dijo que en el 2012, el Gobierno del Estado de México aumentó ese débito en 4 mil 400 millones de pesos, pues en total contrató 7 mil millones y pagó 2 mil 656 millones, pero la autorización de los legisladores fue de 8 mil millones, por lo cual el tope se respetó, pero el monto general creció de 28 mil a 32 mil millones de pesos por obras carreteras y de infraestructura.

También dijo que tanto con la Auditoría Superior de la Federación, como de manera individual efectuaron auditorías en el 2012 a diversos municipios, que en total representó la revisión de 62 mil millones de pesos.

Durante la reunión de la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) el auditor explicó que de 3 mil 097 millones que se entregaron a los ayuntamientos mexiquenses por FIS, 2 mil 560 fueron para inversión y el resto para nómina, aun cuando está prohibido; mientras del Fondo de Aportaciones para de Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun) de los 6 mil 343 millones que se ejercieron, casi 50 por ciento fue a servicios personales.

En cuanto a la deuda pública municipal, dijo que junto con DIFs y organismos de agua supera los 22 mil millones, de los cuales 13 mil 898 son de municipios; 7 mil 957 de organismos de agua. Esas cifras arrojan una baja, pues en el 2011 los pasivos de los ayuntamientos ascendían a 15 mil 868 millones, y en 2012 a 13 mil 898 millones, pero hay municipios que no presentaron la cuenta pública y sus cifras no coinciden con las de CFE y Conagua, por lo cual el monto podría ser mayor.

Dijo que el gobierno estatal en el 2012 gastó 184 millones de pesos en el rubro de  comunicación social y aseguró que cada peso que se ejerce en los municipios es seguido por el OSFEM para ver cómo se gasta y hacen visitas físicas a municipios, con el fin de hacer más eficiente la fiscalización y el cumplimiento de metas.

Mientras el diputado del PRD, Octavio Martínez cuestionó sobre los recursos destinados a PPS, subejercicios y gasto en publicidad; Saúl Benítez preguntó sobre las revisiones a gestiones anteriores; Annel Flores del PAN dijo que municipios violan la ley al superar el 40 por ciento de sus ingresos con el monto de sus deudas y cuestionó que existen 108 municipios con situaciones críticas, pues no tienen autonomía financiera.

Los diputados locales aprobaron el dictamen a través del cual se dan por enterado de los informes de las cuentas públicas de los municipios y del Estado de México e instruyeron al OSFEM a dar seguimiento a los procesos de solventación para que las anteriores administraciones aclaren las observaciones.

El OSFEM deberá solicitar documentos, pedir información, hacer recomendaciones y en casos donde resulte procedente coordinarse con dependencias, publicar en su página de internet el seguimiento a las observaciones, garantizar que se reparen los posibles daños y entregar a los diputados informes mensuales.

A los institutos de deporte, municipios y DIFs que no presentaron al OSFEM sus cuentas o lo hicieron con inconsistencias, el Órgano les seguirá los procesos de solventación y solicitará que sean veraces las cifras que se entregan.