OTUMBA, Edomex., 27 de noviembre de 2013.- Para evitar que se registren robo de arte sacro, habitantes de la comunidad de San Marcos, cada noche velan el recinto religioso, ante la falta de vigilancia policíaca municipal y estatal.

Los lugareños tomaron esta decisión después que fue robada la imagen de San Marcos Evangelista, en la madrugada del 3 de julio del 2000, la cual fue recuperada cuando fue descubierta por uno de los habitantes en una tienda de antigüedades en la Ciudad de México.

Desde entonces cuatro  integrantes de cada familia lo cuidan, se quedan a velar la iglesia, para proteger, armados con pistolas o escopetas, los habitantes pasan toda una noche para cuidar al santo patrono.

“Hacemos una lista para saber a quién le corresponde cuidarlo cada noche y si no pueden,  pagan a alguien para que venga a cuidar, es obligación que cada uno de nosotros que la iglesia no se quede desprotegida y que no vuelvan a robar nuestro Santo” dijo Roberto García, sacristán de la parroquia.

Puntualizó que  la ciudadanía no quiere vivir la misma situación, por que mencionó que fue “Voluntad de Dios” el recuperar la imagen, por eso tienen la obligación de cuidarla, para evitar que sea sustraída, ya que en la región se registran constantemente robo de arte sacro.