TOLUCA, Edomex., 8 de diciembre de 2013.- Este domingo poco más de 200 personas preocupadas por el riesgo que corre el otrora parque nacional Xinantécatl se manifestaron de forma pacífica a un costado del palacio de gobierno en la capital mexiquense para externar su rechazo al decreto presidencial que cambió la protección de esta zona y que permitirá que los terrenos que la integran puedan ser comercializados.

Convocados por el Frente en Defensa del Xinantécatl, los manifestantes participaron en un ritual indígena para solicitar permiso a la madre tierra y los cuatro puntos cardinales para poder iniciar con la ceremonia.

Con la participación de grupos de danzas tradicionales y una exposición de fotografías, además del reparto de cientos de volantes, este movimiento pretende dar a conocer y generar conciencia en torno a lo que podrá pasar ahora con este cambio de régimen de protección a la zona ecológica.

Benjamín Bernal, integrante del movimiento, aseveró que la apuesta está en torno a que la población se informe y se pueda ejercer una gran presión social para que la oficina de la presidencia pueda saber que hay un total desacuerdo para este decreto.

“La idea es que la población se entere de lo que va a ocurrir, que sepan que son más de 11 mil los ejidatarios que perderán sus tierras y que la presión sobre la masa forestal será impresionante. Queremos también que el gobierno sepa que hay una oposición al cambio que se dio en el decreto y que es necesario que le den marcha atrás, pero de primera instancia necesitamos que la gente sepa cómo los puede afectar esta decisión presidencial”, acotó.