VILLA GUERRERO, Edomex., 14 de noviembre de 2013.- Cerca de 70 mil empleos directos y un número similar de indirectos, así como una derrama económica de cuatro mil 500 millones de pesos, deja anualmente la industria florícola del Estado de México, informó Abel Tapia Flores, dirigente de la Asociación de Floricultores de Villa Guerrero.

Empero, subrayó, se busca hacer a la industria más competitiva a nivel internacional, autosustentable y, al mismo tiempo, cuidar el medio ambiente, por lo cual se impulsa el uso de abonos orgánicos.

Al dar a conocer la «XXII Expoflor Villa Guerrero 2013», mencionó que en el evento se darán a conocer nuevas especies y variedades de flores, maquinarias, suministros y equipos, y se espera la asistencia de 10 mil personas.

Recordó que el Estado de México es el principal productor de flores de corte en el país, actividad que genera sólo por exportación 300 millones de dólares anuales.

En el evento también estuvieron presentes funcionarios de la Sedagro, Sagarpa y la Sedeco, además del alcalde de Villa Guerrero, Sergio Estrada González.

Ahí se comentó que la actividad florícola está en un proceso de ajuste en cuanto a los métodos de producción.

Los floricultores, sostuvieron, están adoptando nuevas tecnologías, como es la producción de agricultura orgánica, donde se hace a un lado el uso excesivo de fertilizantes y pesticidas.

«Ahora se aplican fertilizantes orgánicos que preparan ellos mismos -los floricultores- con materiales de la región, desechos de cosechas, estiércol y harina de rocas, con lo que aumentan la calidad del producto y la durabilidad de la flor, al mismo tiempo que disminuyen costos».

Recordaron que los floricultores mexiquenses contribuyen con 80% de las exportaciones, las cuales se cultivan en seis mil 700 hectáreas, principalmente en los municipios de Tenango, Tenancingo, Villa Guerrero y Coatepec.