TOLUCA, Edomex., 26 de noviembre de 2013.- Las autoridades en todos sus niveles han fallado al tratar de atender a las necesidades que tienen las personas con capacidades diferentes pues de nada sirve el planear y ejecutar espacios públicos adaptados para la discapacidad pues mientras resuelven algunas necesidades de un sector, descuidan a otras personas con una discapacidad diferente.

Así lo aseveró la coordinadora de la maestría en responsabilidad social de la universidad Anáhuac Taide Buenfil Garza quien aseveró que la planeación en esta materia debe de ser más incluyente de lo que a la fecha se ha tenido pues mientras las adecuaciones como rampas o zonas de discapacitados puede servir para los invidentes o las personas en sillas de ruedas pueden no servir para los que usan muletas o prótesis.

Al dictar la conferencia de entornos inclusivos en el marco del foro de retos y propuestas a favor de las personas con discapacidad convocado por el sistema DIF municipal de Toluca, explicó que si bien las adecuaciones que se puedan hacer de la arquitectura urbana son bien recibidos, estos deben de ser planeados de manera más incluyente pues a la fecha aún se tiene una gran carencia en este sentido.

Y es que por ejemplo, las vialidades carecen en muchas ciudades de semáforos audibles para poder en realidad apoyar a las personas que carecen del sentido del oído y aunque en algunas partes ya se han dado avances en la materia, aún falta mucho por hacer.

“Este piso donde ahora estamos, para personas como yo en silla de ruedas es fantástico porque con muy poco esfuerzo puedo avanzar mucho pero puede no ser lo mismo para una persona en muletas pues probablemente estará muy resbaloso para poder avanzar con seguridad”, ejemplifico.