TOLUCA, Edomex., 26 noviembre 2013.- Pese  a que hoy se tiene una gran cantidad de información por diferentes fuentes y medios, los embarazos a temprana edad se siguen presentando en la entidad mexiquense por lo que las autoridades estatales y federales del ramo, tienen que modificar de forma sustancial sus estrategias para que los adolescentes tomen conciencia de su vida sexual y al ejercerla empleen mecanismos seguros de protección.

En el marco del Congreso Juvenil Estudiantil 2013 que se verifica en el Teatro Morelos de esta ciudad,  Víctor Torres Meza,  director general del Centro Estatal de Vigilancia Epidemiología y Control de Enfermedades del sector del Gobierno del Estado de México (GEM), explicó que una de las estrategias implementadas en los últimos meses para poder permear entre la población adolescente y joven, consiste en replicar los esquemas y flujos de información relacionada con sexualidad, pero a través de jóvenes, es decir jóvenes capacitados, dialogan con sus pares sobre el tema.

“Tenemos que replantear como les mandamos la información a los jóvenes  porque se siguen presentando embarazos a temprana edad. Tenemos estadísticas que nos indican que el 99% de los jóvenes conoce métodos anticonceptivos, pero sólo 50 por ciento los utiliza al tener relaciones sexuales, el resto no lo hace, entonces ahí está el sector al que nos debemos aproximar”, comentó.

Reconoció que en estos momentos al interior de las aulas se ofrecen clases de genitalización, es decir de cómo funcionan los órganos reproductores del hombre y la mujer, pero no se da información-clases de sexualidad.

Subrayó que comunicarse con la población adolescente y joven no es sencillo, yo les aseguró que “con condón también se siente chingón”, pero del otro lado alguien también dice “nadie se ha comido las paletas de hielo con papel”, entonces no es sencillo entablar un diálogo que genere confianza con los adolescentes.

En este sentido, Víctor Torres Meza, recodó que el Congreso Juvenil es una extraordinaria oportunidad para platicar y compartir con los dos mil adolescentes y jóvenes que están en el Teatro Morelos.