TOLUCA, Edomex., 16 de noviembre de 2013.- En el país, a lo largo de dos décadas ha aumentado de 20 a 30 por ciento el número de jóvenes y niños con diabetes, lo cual es una alerta para frenar la obesidad y el sobrepeso, debido a que se trata de factores de riesgo para tener ese tipo de padecimientos, señaló el presidente de la Academia Mexiquense de Medicina A.C., Juan Manuel Alanís Tavira.

El especialista destacó que es necesario combatir esa enfermedad, pues hasta el momento de 60 a 70 por ciento del presupuesto de salud se destina al tratamiento de dicho padecimiento y las comorbilidades que acarrea.

Alanís Tavira manifestó que dicho aumento se ha dado en la diabetes tipo I y II debido a la mala alimentación, particularmente, por el consumo de productos con altos contenidos de carbohidratos, azúcares no refinadas y calorías, además de no llevar un régimen de activación física.

El doctor mencionó que los niños que padecen obesidad en esa etapa de su vida lo serán cuando sean adultos y, en consecuencia y en la búsqueda de un país más sano, se deberá detener esa epidemia.

En ese sentido, declaró que al aumentar los enfermos de diabetes, en unos años el presupuesto público será insuficiente para atenderlos, pues derivado de ello se presentan comorbilidades, es el caso de alteraciones metabólicas, hipertensión y amputaciones de miembros, aunado a que se está propenso a sufrir infartos, ceguera, enfermedades infecciosas e insuficiencia renal, además que requerirán hospitalización.

El impacto económico será para la familia, así como para las instituciones de salud, puesto que deberán erogar una cantidad considerable de recursos, advirtió.

En ese contexto, recomendó que a temprana edad se fomenten los hábitos alimenticios saludables, así como la activación física y medirse constantemente la masa corporal para estar alertas ante cualquier factor de riesgo.

El especialista enumeró los principales síntomas de la diabetes, entre ellos: aumento de apetito, tener sed, orinar en exceso y agotamiento físico, de contar con alguno de los mencionados anteriormente, acudir de inmediato al médico.