CHALCO, Edomex. 15 de diciembre de 2013.- Unas 50 hectáreas de tierra fértil y que sirven de reserva ecológica  para los municipios de Valle de Chalco y Chalco han sido rellenadas con miles de toneladas de escombros y cascajo, sin que la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente puedan evitarlo.

Los parajes donde ocurre esto son conocidos como El Naranjo y la Central de Abasto en el límite de ambos municipios.

“Diariamente más de 200 camiones de escombros y basura, los van a tirar a parajes denominados el Naranjo y la parte trasera de la Central de Abastos, lo que representa un peligro para la salud pública, ya que los contaminantes se van a los mantos freáticos”, dijeron vecinos del lugar.

Expresaron que en reiteradas ocasiones se le ha pedido al Procurador de Ecología y Medio Ambiente, Juan Jacob Pérez Miranda, que detenga el deterioro  por esta invasión de contaminantes, ya que representar un peligro para la salud de los vecinos de Chalco y Valle de Chalco.

“Le pedimos al gobernador, Eruviel Ávila Villegas, que asome la cabeza para la zona oriente, en especial para Chalco y Valle de Chalco, ya que existe amenazas en contra de ejidatarios y vecinos que están en contra que estos tiraderos de desechos”, establecieron.

Cabe destacar que, en un recorrido por estos dos parajes, en menos de una hora, llegaron 135 camiones de escombros y basura, sin que hubiéramos visto algún funcionario de ecología de Chalco y Valle de Chalco.