CHIMALHUACÁN, Edomex., 6 de diciembre de 2013.- Desde la tarde del jueves ante la contingencia generada por el desbordamiento del Río de la Compañía, la Dirección de Salud de Chimalhuacán (Disam) instaló un cerco sanitario en la zona afectada y comunidades aledañas, el cual se mantiene este viernes y hasta que se vacune a todos los vecinos para evitar algún brote epidemiológico.

Carlos Rivera Valverde, director de Salud en Chimalhuacán, informó que en las comunidades afectadas -y los centros escolares del perímetro- se realizan jornadas médicas itinerantes para proteger a la población, principalmente la que tuvo contacto directamente con las aguas negras a consecuencia del desbordamiento del caudal.

El cerco médico incluye la aplicación de vacunas contra enfermedades como hepatitis y tétanos; además de la distribución de sueros orales, desparasitantes y gel antibacterial.

“El objetivo del cerco sanitario es promover entre la población las medidas higiénicas correspondientes, para ello la Disam ha entregado más de mil 500 insumos, y se estima atender a alrededor de mil personas más”.

Rivera Valverde anunció que las unidades móviles continuarán los recorridos en la zona afectada para brindar atención a la población de Chimalhuacán.