TEXCOCO, Edomex., 27 de diciembre de 2013.- Por más de un año los juegos y zonas recreativas del deportivo Gustavo Baz de Texcoco se han mantenido abandonados y se deterioran sin haberse utilizado, representando un riesgo para niños y jóvenes que se aventuran a jugar pese a obstáculos y advertencias para que los usen.

A un año de que el Gobierno Municipal 2009-2012 los inaugurara, estos juegos ubicados en la llamada zona Tocuila y Coatlinchán no han sido puestos en operación, ya que no cuentan con personal capacitado y equipo, lo que los vuelve inoperantes, ya que la actual administración que encabeza la profesora Delfina Gómez Álvarez las mantiene abandonadas.

En la zona de Tocuila hay una tirolesa, paredes de rapel, pista para patinetas y un lago artificial, de los cuales sólo es utilizada la pista para patinetas por jóvenes que requieren sólo de un piso para practicar suertes sin equipo de protección.

La tirolesa está cerrada, pero la madera por donde se supone caminan los usuarios está rota, “ni se han utilizado nunca”, señalan jovencitos que merodean la zona en espera de probar estos juegos tan vistosos y extremos.

En la denominada zona Coatlinchán, existe un gimnasio al aire libre, el cual es usado por quienes buscan ejercitarse, sin embargo algunos de los aparatos nunca han funcionado, otros ya presentan deterioro, además de que por las mañanas resultan insuficientes.

Pero la llamada zona extrema -con tirolesa y obstáculos diversos- está bloqueada y con letrero de “prohibido subir”, sin embargo no faltan los jóvenes que se aventuran a subirse, pese a que se requiere de un arnés y personal capacitado, pues al recorrer estas áreas existe el riesgo de caer.

“Es que no tenemos vigilancia”, dicen trabajadores de limpieza quienes no tienen la autoridad suficiente para hacer que los jóvenes bajen de estos juegos.

Usuarios del deportivo señalan que desconocen si las maderas tienen la resistencia para ser utilizadas, porque llevan un año en el abandono.

“Claro que es un riesgo usar estos juegos, porque debe de haber personal capacitado para que se operen, como un instructor, además debe de traer el equipo necesario para la seguridad de los usuarios”, expresó Nicanor Santiago Miranda, usuario del deportivo.

“Sólo hay tres personas que se encargan de barrer y limpiar el deportivo, pero no hay policías para vigilar la zona, tienen abandonado el deportivo”, aseguró el usuario.

Sobre uno de los pasillos del deportivo Gustavo Baz quedaron abandonadas parte de estructuras que serían el complemento de otras áreas del deportivo, las cuales no se concluyeron por conflictos con deportistas, que aseguraban que se privatizaría el parque.

La administración 2009-2013, que encabezó el priista Amado Acosta, dio a conocer en su momento que se invertirían 50 millones de pesos.

“¿Pero vea en dónde quedó esa inversión?, ¿en la basura?, porque son instalaciones que no han sido usadas y que están abandonadas, señaló Armando Quezada López.

La alcaldesa Delfina Gómez Álvarez reconoció el abandono de las instalaciones deportivas, por lo que aseguró que en el Presupuesto 2014 se incluirán recursos para mejorar el deportivo Gustavo Baz, aunque no dijo que continuará el proyecto que la administración priista dejó inconclusa, y que sin haberlos usado quedaron abandonados “y en la basura”, señalan usuarios.

Por lo pronto, la falta de continuidad en los proyectos de gobierno, mantiene “inservibles” y abandonados los juegos que se hicieron con los impuestos de la ciudadanía, pero que no pueden ser usados, “es como si hubieran tirado nuestros impuestos a la basura”, dicen usuarios del deportivo.